sábado, 24 de noviembre de 2012

día 96, 266 días

hojas angostas
no puedo cubrirme los huesos
con el aroma de la sal
principio de acantilado
para sentir el vaivén del navío
voy sobre trozos de roca porosa
donde hallo el pulso de la temperatura
atada mi piel
descoso los puntos que nos desunen
sedimentos de sílabas
en la geología del poema

2 comentarios:

alconatus dijo...

frío salino (abrígate con lenguas)
como todos los árboles
confundes el canto de los pájaros
con tu propio canto
confundes el canto de los vientos
con tu propio canto
confundes el canto del mar
con tu propio canto
como todos los árboles de hueso
parásito del canto, dibujaste una silueta subterránea
allí respira la fibra intestina de tu propio verso
y sobre los trozos de la roca porosa
nos distraes con tu danza
de pájaros
de viento
de mar
acantilado que te permitió la grieta
suave temperatura que te acompaña en las primeras horas de la noche
mientras te amenaza
ese frío salino de algún verso

alconatus dijo...

algún verso que sea otro
otro más que podamos
no se estira la vida
agregando el verso
pero se hace más ancha
más densa
trama apretada
de la soga que nos pendula
hasta qu