jueves, 8 de noviembre de 2007

interludio

interludio

m. mús. Composición breve que se ejecuta a modo
de intermedio entre dos piezas musicales de mayor
duración o entre dos actos de una ópera u otra
representación teatral.

Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe S.A., Madrid.


¿Existe un interludio entre dos poemas? ¿Existe un interludio entre dos pensamientos?
La idea de este espacio que llamaré "Interludio" es pensar o descubrir qué pensamientos existen (si los hay) entre cada poema escrito (o no escrito).
Como poeta encuentro difícil conocer mis pensamientos a menos que los exprese en un poema. Wallace Stevens dijo que los poetas son "thinkers without final thoughts". (Pensadores sin pensamientos últimos).
¿Qué sucede con mis pensamientos cuando no escribo poemas? Es algo que me pregunto pero lo hago porque para mi escribir poesía es algo físico. No solo porque, claro está, utilizo mi mano para escribir, no, es más que eso. Es algo físico, corporal, visceral. Empieza en la mano y toma todo mi cuerpo, me vuelvo una casa habitada. No entiendo y no sé qué me pasa en la cabeza hasta que lo veo claramente (u opacamente) en el poema. El poema se vuelve fotografía de los negativos que llevo en mi mente. Todo está oscuro y en penumbras. Así. Entonces con el poema se revela el negativo y quedan a la vista las imágenes. ¿Será que mis pensamientos quedan atrapados en un limbo cuando no escribo? Quizás lo que planteo no sea más que una variante de la corriente que liga indefectiblemente escritura con pensamiento, que el uno no existe sin el otro. Pero, ¿es esto realmente lo que me sucede a mi cuando no escribo? Sin duda, los poetas son pensadores pero no siempre los pensadores son poetas. De ahí que surja ese espacio bisagra (como una especie de twilight zone) entre el poema y el pensamiento. Ese espacio es, justamente, el que denominaré interludio.

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Creo que lo que se llama interludio existe no sólo en la música sino también en poesía y en cada espacio del pensamiento y, poéticamente, puedo intuirlo como una especie de vaivén que incluye o excluye, enlaza o bifurca los oleajes inspiradores e interpretativos del poema en sí.

Saludos...

Paula Einöder dijo...

Me parece que sí, que el concepto de interludio sobrepasa la esfera de lo musical sin lugar a dudas y mi idea es pensar en el interludio como un lugar lúdico, que apuesta por descubrir los pensamientos que se encuentran latentes entre cada poema escrito. Me parece muy interesante lo que señala Wallace Stevens. En última instancia siempre habrá un poema nuevo, y por lo tanto un pensamiento nuevo. Pero si el poema no está escrito, ¿qué sucede con mis pensamientos?