sábado, 29 de septiembre de 2012

día 40, 266 días

respiro
con tus pulmones de aire
estoy en el borde alveolado
corteza de líneas plétora de aguas
raigambre abierta
para llegar a la proa del árbol
donde nos estrecharemos por fin
el influjo desbordado de antenas
la noche malabarista en el hálito
también la textura de la palabra
respira

2 comentarios:

Nicolás Nunca dijo...

Un tanto herméticos todos;
pletóricos de atrapar sueños al vuelo.
Para la poesía un halo de luna;
para el deseo amalgama
de oro y barro.
Nada más humano.
Me gustan tus textos.
Esta nueva vos, que debe ser vieja también,
pero bueno, como yo apenitas te conozco, para mí es nueva, sorprendente y linda.

Un abrazo.

Paula Einöder dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Nicolás. Es cierto lo que decís, es una mezcla de una yo nueva con una yo vieja. Abrazo.