sábado, 15 de septiembre de 2012

día 26, 266 días

hay que ser muy pequeño
diminuto casi invisible
para hacerse grande de brotes
conspicuos insensatos
para romper la fatuidad del verso
candente de músicas
para girar la manivela
encordonada a tu pared en solsticio
no puedo menos que querer estar
vencida agarrotada
la batalla de alargarme
como sinuosa faena elíptica
acá estaremos tanto tiempo
tanto espacio en ciernes
unicidad de pétalos añorando el tallo
por la raíz de la existencia

2 comentarios:

Iris Confuso dijo...

Me encanta. Es climático, es una gama de imágenes. Paula, me encanta lo que escribís. Más que un admirador, soy un gran lector tuyo. Eso es más comprometido: el lector aprende, se nutre, se deja distorsionar por lo que lee; el admirador queda en la admiración.
Quiero, humildemente, dejarte mi blog donde subo mis cosas. Saludos

http://irisconfuso.blogspot.com/

Agustín Pereira Núñez.

Paula Einöder dijo...

Gracias por tus palabras, Agustín. Tenés razón, se necesitan lectores comprometidos. Abrazo.