domingo, 15 de abril de 2012

El plato fuerte


Perdí el hilo de todo pero encuentro
que tengo una madeja  desordenada
una montaña de caos destejido mirándome.
¿Qué hacer frente a tanto desastre?
Definitivamente la solución la encontré en unas tijeras:
corté y corté y corté.
Al final tuve hilos menos largos
obviamente sin nudos.
Eran unos tallarines de pedazos de tiempo
puzzle de historias y recortes de espacios
que además no tenían condimento y lo peor
¡seguían contemplándome como si nada!

2 comentarios:

Profundistas dijo...

Con esto ya se me quitó el hipo, gracias Ofelia

PAULA EINÖDER dijo...

Como siempre, prestando un servicio a la comunidad. Quitamos hipos y otras cosas, con mucho gusto. Saludos desde el otro sur.