miércoles, 27 de octubre de 2010

Ellas

Crecen dentro de las uvas
y usan hojas de parra para no provocar vergüenza.
Son polimorfas e inadecuadas
y se pasean entre los tallos de las flores
con la naturalidad de las princesas.
Huelen a jazmín sublimado
y beben vino cuando celebran al dios Baco.
Son dispersas por su capacidad
de desmaterializarse en el aire
pero vuelven a ser visibles
cuando sienten la piel de un hombre cerca.
Se abren en su bulbo
y permiten que las sobrevuele el insecto.
Dejan que sus pies sean huella de una fruta-metafísica.
Su versatilidad les permite volar con altitud de aeroplano
si las persigue una hormiga feroz.
Y son desmesuradas en sus tamaños corporales
cuando van a desflorar a su presa
y la aplastan con el peso de su pasión sin medida.

12 comentarios:

Su dijo...

Ellas, antes de ser nosotras.

emiliano dijo...

gusto en volver a leerte.
saludos paula.

escritoradeluruguayparaelmundo dijo...

Como siempre tus palabras son extraordinarias, bellas imágenes de la vida.
Muchas felicidades para estas Fiestas y que Dios te acompañe.
Valeria.

e9 dijo...

Ellas van burbujeando su sabia savia.

Ellas vienen brotando dentro
su cosquilleo lento
a veces,
violento otras.

Ellas quieren y pueden:
alcanzan, atrapan
sueltan, lanzan;
su chispeante semilla
tirita y es astro
otra estrella,
surge y es luz
y fango.

Salud y felicidades!!

laveron dijo...

en el fondo de mi casa (dícese: Quinta de Mendilaharsu) está lleno de esas. de noche no dejan dormir. pero al final, les cantas un poco, bailan y se van.


FELIZ 2011!

A.Kunizawa dijo...

Muy bueno Paula, feliz año para ti y gracias siempre por tu arte, un abrazo

Sol dijo...

Acabo de descubrirte........ felicitaciones.
Besos de Sol

Anónimo dijo...

Qué bueno, Paula! Abrazo. Melisa.

Profundistas dijo...

mama mía... creo que esto ya no es poesía, esto es simple y llanamente poesiasismo: el rebusque del adjetivo mágico y los 40 topicazos.

Paula Einöder dijo...

La libertad es libre y nadie obliga a nadie a entrar a estas páginas. No es como si entraras por la puerta dantesca Lasciate ogne speranza, voi ch'intrate, no. Es más, acá en este blog no prima la censura, por esa razón, no hay moderación de comentarios. El fin de todo es lograr un diálogo, una polifonía de voces para entrar en la poesía. ¡Quién sabe! Auguri.

Gustavo Esmoris dijo...

El comentario de "profundistas" -anónimo, a fin de cuentas- me parece fuera de lugar e injusto, además de profundamente equivocado y frívolo. Considero a Paula Einöder, una de las mejores poetas a lo largo y ancho de la literatura uruguaya.

j.v. dijo...

Como quieras, Humbert Humbert...