domingo, 13 de septiembre de 2009

urdimbre

la poesía juega en el bosque

en la superficie

el poema semilla

penetra la palabra

fértil hembra

es el juego poético

primigenio original

es la danza del lenguaje

consigo mismo

ritmos básicos

apresurados tempos

para no perder el compás

el son de la canción

el fuego que aviva

que encandila

detrás de la puerta espera el poema

la entrada de la palabra

es la llave y la cerradura

metáforas repetidas

reflejos de espejos

imágenes interiores

del jardín que quedó atrás

para siempre jamás

raspaduras de la corteza

de aquél árbol gigante

que amamantó sueños pueriles

leche que aún hoy entibia

los labios del trovador

juegos poéticos

que terminan devorándose

su propia cola

y ofrecen un poema

textura hilos

telar urdimbre

las palabras tejedoras poéticas

de mi consciencia

4 comentarios:

F. de P. dijo...

casi jaicu al final... ¿fue a propósito?

F. de P. dijo...

Supongo que ya te lo dije, pero prefiero pecar de repetitivo: hace años leí " ... Leer másÁrbol experimental" y lo recuerdo como uno de los mejores libros de poemas que he leído (excluyendo claro a los que yo considero indiscutibles). Tu poesía tiene la característica de que es profunda y se puede entender. Hoy lo hablábamos con un amigo que escribe poesía: hay una tendencia a desmantelarlo todo (verso, puntuación, mayúsculas, el propio discurso) y ni a él ni a mí nos gustan. Eso a mí me parece un escudo puesto delante de la falta de capacidad. Medio violento, ¿no?

Paula Einöder dijo...

Hola, no, no fue a propósito!

Me encantó tu comentario, muy constructivo! Gracias por lo que decís sobre "Árbol experimental"! Ya hace años que lo publiqué pero es buenísimo saber lo que piensa un lector. Más vale tarde que nunca!

Paula Einöder dijo...

Este poema, que le da título a un libro inédito, estaba en el baúl de las correcciones y hoy vuelve a la batalla de nuevo.